¡Invocad el nombre de YIHWEH!

¡Invocad el nombre de YIHWEH!
"ALABAD a YIHWEH, invocad su nombre"
(Tehilim/Salmos 105:1)


Según los judíos ortodoxos no podemos pronunciar el nombre del
Elohim de Israel, pero en ningún lugar de la Sagrada Escritura se encuentra esa prohibición, por el contrario, la Escritura nos ordena pronunciar su nombre, bendecirlo, y darlo a conocer (Bereshit/Génesis 4:26; 12:8, 13:4, 21:33; Shemot/Éxodo 9:16; Tehilim/Salmos 18:3, 49, 92:1-2, 99:6, 105:1, 113:1-3, 116:4; Yoel/Joel 2:32)

Lo que si está prohibido es tomar su nombre en vano (Shemot/Éxodo 20:7), y también es pecado invocar a los falsos elohim, tales como: Zeus, Diós, Mitra, Jesús, Yeshúa, María, entre otros. (Shemot/Éxodo 23:13)

La Escritura nos dice en Shemot/Éxodo 23:13: "Y en todo lo que dije a vosotros obedeced; y nombre de otros elohim no invocarás, no se oiga en tu boca." (traducción literal)

El precepto de Shemot/Éxodo 23:13, es aplicable a todas las personas, sean israelitas o sean descendientes de Noé, porque tiene que ver con apartarse de idolatría. Una persona agradable a YIHWEH no puede invocar, ni pronunciar los nombres de los elohim falsos, por ej: Isis, Osiris, Horus, Ramses, Zeus, Krishna, Baal, Dioniso, Hermes, Artemisa, Ares, Apolo, Atenea, Afrodita, Atón, Anubis, entre otros, y aunque algunos se disgusten conmigo tampoco podemos invocar a Jesús ni a María en nuestra oraciones, porque el único Elohim Verdadero es: YIHWEH (יהוה), y no hay Elohim fuera de Él (Devarim/Deuteronomio 4:35; 2 Shmuel/Samuel 7:22; Yeshayahu/Isaías 44:6)

Veamos algunas Escrituras:

1 Divrei Hayamim/Crónicas 16:8: "Confesad a YIHWEH, invocad su nombre, haced notorias en los pueblos sus obras."

Tehilim/Salmos 86:5: "Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan."

Tehilim/Salmos 105:1: "ALABAD a YIHWEH, invocad su nombre. Haced notorias sus obras en los pueblos."

Tehilim/Salmos 145:18: "Cercano está YIHWEH a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras."

Yoel/Joel 2:32: "Y será que cualquiera que invocare el nombre de YIHWEH, será salvo"


En conclusión, debemos invocar el nombre de YIHWEH (יהוה), porque así se nos ordena en la Torah, y no debemos invocar los nombres de otros elohim, porque es idolatría, por lo tanto es pecado.

Por Erick Gutiérrez