Diezmar Dinero NO es Bíblico, ¡Es un engaño!

Diezmar Dinero NO es Bíblico, ¡Es un engaño!


Hoy en día existen muchas religiones y sectas falsas que tuercen las Sagradas Escrituras para dar a entender a las personas que todas las leyes están abolidas, excepto el diezmo, y también hay otros enseñando que en el "nuevo pacto" debemos obedecer los preceptos morales, más el diezmo. Todo eso se hace con malas intenciones, porque en la Escritura no existe el concepto de diezmar dinero.

En la Escritura existen tres tipos de diezmos, pero ninguno de estos mandamientos ha consistido en dinero, los diezmos siempre han sido y siempre serán diezmos de productos vegetales y animales (Levítico 27:30-32; Deuteronomio 14:22-29), entonces, en la Biblia no existe el concepto de diezmar dinero, más bien se refiere a dar sustento a los descendientes de la tribu de Leví, porque los descendientes de Leví no tenían territorio en Israel. (Deuteronomio 14:27-29)

El otro punto es que este mandamiento es solamente para los hijos de Israel que viven en la tierra prometida (Deuteronomio 12:1), estos mandamientos nunca han sido aplicables a los extranjeros, por ende es un pecado grave diezmar dinero a los pastores cristianos cuyo fin es fomentar la idolatría.

El diezmo mencionado en la Escrituras hebreas, consiste solamente de productos vegetales y animales, y solamente tenían que diezmar aquellas personas que tenían esos productos, los pobres nunca diezmaron, de hecho, uno de los diezmos era para dárselo a los pobres (Deuteronomio 14:28-29; 26:12-13)


Primer Diezmo

El primer diezmo lo encontramos en Levítico 27:30-32 y corresponde a la décima parte de los productos de la tierra y de los animales que pasan bajo la vara.

"Y todas las décimas de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de YIHWEH son: es cosa consagrada a YIHWEH. Y si alguno quisiere redimir algo de sus décimas, añadirá su quinto a ello. Y toda décima de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, la décima será consagrada a YIHWEH." (Levítico 27:30-32)

Este diezmo solamente se debía entregar a los descendientes de la tribu de Leví

"Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo del testimonio." (Números 18:21)

Una persona que se haga pasar por descendiente de la tribu de Leví para cobrar el diezmo, estaría pecando gravemente, incluso está poniendo en riesgo su vida.

"Y el furor de YIHWEH se encendió contra Uzza, e hiriólo, porque había extendido su mano al arca: y murió allí delante de Elohim." (1 Crónicas 13:10)

Entonces, los que enseñan que se debe pagar este diezmo, lo dicen con malas intenciones o por un entendimiento incorrecto de la palabra de YIHWEH, porque el primer diezmo es exclusivamente para los descendientes de Leví, y como el Templo de YIHWEH fue destruído el año 70 DC por el General Tito, no es posible aplicar este precepto hasta que sea levantado el tercer Templo mencionado en las Escrituras y se restaure el Sacerdocio Levítico.


Segundo Diezmo

El segundo diezmo está expresado en Deuteronomio 14:22-27, y se refiere a guardar la décima parte del grano, vino, aceite, y los primerizos de las manadas y de los ganados para comerlo durante las fiestas de peregrinación.

"Indispensablemente diezmarás todo el producto de tu simiente, que rindiere el campo cada un año. Y comerás delante de YIHWEH tu Elohim en el lugar que él escogiere para hacer habitar allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y los primerizos de tus manadas, y de tus ganados, para que aprendas a temer a YIHWEH tu Elohim todos los días. Y si el camino fuere tan largo que tú no puedas llevarlo por él, por estar lejos de ti el lugar que YIHWEH tu Elohim hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando YIHWEH tu Elohim te bendijere, Entonces venderlo has, y atarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que YIHWEH tu Elohim escogiere; Y darás el dinero por todo lo que deseare tu alma, por vacas, o por ovejas, o por vino, o por sidra, o por cualquier cosa que tu alma te demandare: y comerás allí delante de YIHWEH tu Elohim, y te alegrarás tú y tu familia. Y no desampararás al Levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo." (Deuteronomio 14:22-27)


Tercer Diezmo

El tercer diezmo lo encontramos en Deuteronomio 14:28-29, y en realidad es el mismo segundo diezmo, con la diferencia de que cada tres años debía ser compartido con los huérfanos, las viudas, los extranjeros y los descendientes de Leví.

"Al cabo de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades: Y vendrá el Levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que YHWH tu Elohim te bendiga en toda obra de tus manos que hicieres." (Deuteronomio 14:28-29)


Diezmo de los Diezmos

Este diezmo lo tenían que entregar los descendientes de Leví a los descendientes de Aarón, que son los sacerdotes del Templo de YIHWEH, y corresponde a la décima parte del diezmo que ellos recibían del pueblo de Israel.

"Así ofreceréis también vosotros ofrenda a YIHWEH de todos vuestros diezmos que hubiereis recibido de los hijos de Israel; y daréis de ellos la ofrenda de YIHWEH a Aarón el sacerdote." (Números 18:28)


Malaquías 3:8-9

El profeta Malaquías escribió esta advertencia cuando estaba en pie el Segundo Templo, por lo tanto, los hijos de Israel tenían la obligación de entregar el diezmo a los Levitas, porque había Templo, Levitas y Sacerdotes, pero esta advertencia no es aplicable hasta que sea levantado el Tercer Templo.

Por Erick Gutiérrez