B-reshit bara Elohim: Segundo principio creó Elohim

Segundo principio creó Elohim
(Génesis 1:1)

Según estima la ciencia moderna, nuestro universo tiene una antigüedad de 14.000 millones de años, y nuestro planeta unos 4.000 millones de años, esto no supone una contradicción con los casi 6.000 años que han transcurrido desde la creación de Adam y Eva. La Biblia no es un libro de prehistoria, porque comienza en la época que denominamos: "historia".

Usualmente vemos que la Escritura comienza como: "Bereshit bara Elohim et hashamayim ve'et ha'aretz", que traducido es: "En principio creó Elohim los cielos y la tierra", pero recordemos que en el hebreo solo se escriben las consonantes, además, los sabios judíos han discutido este versículo y algunos han llegado a la conclusión de que la Escritura no comienza como "Bereshit", sino más bien como: "B-reshit", donde: "B" sería una contracción de: "Bet", que es la segunda letra del alfabeto hebreo. Entonces, las primeras dos palabras de la Escritura serían: "Bet" y "reshit", que pueden traducirse como: "dos principio", "principio dos", "principio II", o "segundo principio". Es decir, estamos en el "segundo principio", y el anterior principio que corresponde a la prehistoria, no está detallado en la Escritura, porque no tiene importancia para nuestra edificación, exhortación y enseñanza como hijos de Elohim.


Otras explicaciones

Diversos estudiosos de la Escritura, han formulado otras explicaciones para comprender la existencia de animales en la prehistoria y la edad de la tierra desde un punto de vista bíblico. Una de esas explicaciones sugiere que entre Génesis 1:1 y Génesis 1:2 habrían transcurrido millones de años, basándose en la hipótesis de que a partir de la creación mencionada en el verso 1, habría ocurrido una progresiva devastación, y luego en el verso 2 todo habría sido restaurado.

Otros estudiosos proponen que "Be-reshit", estaría reconociendo implícitamente varios principios, porque un solo principio debería haber sido expresado como: "Be-ha-reshit". En definitiva, si todas o solo algunas de estas hipótesis son correctas, lo concreto es que la Biblia no niega la prehistoria ni la existencia de fósiles con millones de años de antigüedad, la Biblia no es un libro de prehistoria, sino más bien, es un libro para que los que esperamos el galardón de la resurrección y la vida eterna, seamos edificados con mandamientos y enseñanzas.

En conclusión, mi postura es que las dos primeras palabras de la Biblia: "Be-reshit", en realidad deberían interpretarse como: "B-reshit" [principio II, ó segundo principio], en donde el primer principio corresponde a la prehistoria con la tierra habitada por simios, dinosaurios, y otras especies; y el segundo principio que es donde comienza la Biblia, corresponde a la historia de los hijos de YIHWEH, desde la creación de Adan y Eva, en adelante.

Por Erick Gutiérrez