Vanas son las ofrendas de los que insultan al prójimo

Vanas son las ofrendas de los que insultan al prójimo


"No me traigáis más vano presente: el perfume me es abominación: luna nueva y shabat, el convocar asambleas, no las puedo sufrir: son iniquidad vuestras solemnidades. Vuestras lunas nuevas y vuestras solemnidades tiene aborrecidas mi alma: me son gravosas; cansado estoy de llevarlas. Cuando extendiereis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos: asimismo cuando multiplicareis la oración, yo no oiré: llenas están de sangre vuestras manos." (Yeshayahu/Isaías 1:13-15)

Las personas que andan chismeando deberían averiguar el significado del concepto: "LACHÓN HARÁ", esto no se refiere solamente el falso testimonio y la calumnia, también se refiere al chisme o simplemente hablar mal de otra persona, todo eso es "derramamiento de sangre". Esto siempre se ha entendido así, incluso en el judaísmo.

El Talmud no está inspirado, pero es el fundamento de las enseñanzas del judaísmo ortodoxo, y señala que hablar mal de otras personas es incluso peor que la espada, puesto que mata a muchas personas, y a distancia". (Arajin 15b), también se dice que por el pecado: "Lachón Hará" fue quemado el segundo Templo y destruída Yerushalaim.

Los asesinos virtuales encajan perfectamente con esta descripción, ellos se mueven por las redes sociales asesinando personas, por el solo hecho de interpretar las Escrituras de un modo diferente. Aquellos que hacen eso, se engañan a si mismos, porque con su actitud homicida lo único que logran es manchar sus manos con sangre, y como consecuencia de esto sus ofrendas, celebraciones, shabat, yamim tovim se vuelven una abominación.

La solución: "lavad, limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de ante mis ojos; dejad de hacer lo malo" (Yeshayahu/Isaías 1:16)

He visto a varias personas ligadas al judaísmo ortodoxo, realizando guerras virtuales en contra de los líderes del judaísmo mesiánico y contra los natzratim. Es una pena que estén haciendo eso, porque han elegido el camino del homicidio, en lugar de seguir el camino del amor y la comprensión.

Un profeta dijo: "Todos ellos son rebeldes obstinados que andan chismoseando. Son hierro y bronce; todos ellos están corrompidos." (Yirmeyahu/Jeremías 6:28)

Pienso que un verdadero Testigo de YIHWEH, debe esforzarse en difundir las verdaderas enseñanzas de la Torah y los profetas, pero en ningún caso, iniciar persecuciones que terminan en asesinatos virtuales, con ofensas e insultos, demostrando que no conocen a YHWH, ni su palabra.

Otro profeta dijo: "Manzana de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene." (Mishlei/Proverbios 25:11)


No permanecer impasible ante el derramamiento de sangre

La Torah dice: "no andarás chismeando entre tu pueblo, y no te detendrás ante la sangre de tu prójimo". (Vayicrá/Levítico 19:16)

Cuando veamos a alguien insultando [asesinando] a otro, debemos intervenir, y decirle al chismoso que se comunique con la otra persona para expresarle sus criticas personalmente, o que le deje tranquilo vivir su vida, porque no debemos tratar de imponer nuestras creencias en los demás. Dar testimonio, no es lo mismo que hacer proselitismo.


No debemos relacionarnos con asesinos

Un profeta dijo: "No te entrometas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos; para que no aprendas sus maneras, y tomes lazo para tu alma." (Mishlei/Proverbios 22:24-25)

Personalmente creo que debemos amar a todas las personas, ya sean cristianos, mesiánicos, natzratim, musulmanes, judíos, ateos, agnosticos, budistas, etc. También creo que es necesario difundir las verdades de la Torah y los profetas, y denunciar la falsas doctrinas, pero hablar mal de otra persona es asesinato, y los que hacen eso son una abominación ante YIHWEH.

Erick Gutiérrez