¿Debemos dejarnos crecer las patillas y la barba?

¿Debemos dejarnos crecer las patillas y la barba?
"No os cortareis la piel, ni os raparéis por un muerto"
(Devarim/Deuteronomio 14:1)


En ningún lugar de la Torah dice que debemos dejarnos crecer las patillas como hacían los pueblos paganos de África del Norte, tampoco dice que se encuentre prohibido afeitarse la barba cuando se hace por motivos de higiene y/o presentación personal. Por el contrario, la Escritura dice que los sacerdotes no pueden dejarse crecer el cabello (Yejezkel/Ezequiel 44:20).

En el judaísmo ortodoxo suponen erradamente que Vayikrá/Levítico 19:27 se estaría refiriendo a no cortarse las patillas, también llamadas: payot, peyot, peyess, pe'ot [פאות], pero esa es una de las pruebas de que el judaísmo se encuentra desviado de la Torah, y de su sana interpretación.


Imágen: Pe'ot | wikimedia.org


Los preceptos de la Torah deben interpretarse basándose en dos principios fundamentales:

1. Amar y Temer a YIHWEH Elohim,
2. Ama a tus semejantes como a ti mismo.

Para verificar si es correcto dejarnos crecer las patillas, podríamos hacernos las siguientes preguntas: ¿Estaré mas cerca de YIHWEH Elohim?, ¿Mejorará mi relación con mis semejantes?, ¿Seré mas puro y santo?, ¿Seré mejor persona?.

La respuesta a estas cuatro preguntas es: NO, pero aún así millones de personas malinterpretan este y otros preceptos, además es evidente que el mandamiento se encuentra dentro de un contexto.

Veamos el texto:

"No cortaréis en redondo el cabello de vuestras cabezas, ni dañarás los bordes de tu barba. Y no haréis rasguños en vuestra carne por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna: Yo YIHWEH." (Levítico 19:27-28), ver también: Devarim/Deuteronomio 14:1.

Es imprescindible considerar el versículo 27 y 28 juntos, porque forman parte de un mismo contexto, y se puede concluir que en realidad se están prohibiendo cuatro tipos de actos de luto:
  1. No cortarse el cabello en círculo,
  2. No dañar los bordes de la barba,
  3. No hacerse rasguños,
  4. No imprimir señal alguna.

Imágen: tonsura y tatuaje | wikimedia.org

Estas cuatro prohibiciones fueron dadas a Israel, porque los paganos tenían la costumbre de realizarse una tonsura, arrancarse la barba, autoinferirse incisiones y marcas en la piel cuando fallecía uno de sus parientes. Entonces, dejarse barba y bigote es un tema optativo, lo importante es no imitar las costumbres de los pueblos idólatras.


Dejarse patillas largas es una costumbre pagana


Paradójicamente, dejarse crecer las patillas [peyot, payot, peyess, pe'ot] fue una costumbre pagana muy común en Egipto, Libia, y otros países de África del Norte, como se puede apreciar en el siguiente collage:

Imágenes: Patillas largas | wikimedia.org

Entonces, queda en evidencia que el judaísmo es en realidad una mezcla de paganismo con algunos conceptos de la Torah, esto es así porque las personas han confiado ciegamente en los mandamientos de hombres que los rabinos aprenden de memoria, dejando de lado los mandamientos de YIHWEH Elohim.


Mandamientos de hombres

Otro claro ejemplo de que el judaísmo enseña mandamientos de hombres que contradicen la Torah, es la prohibición de pronunciar el nombre de YIHWEH, siendo que las Escrituras ordenan invocarlo, bendecirlo, y darlo a conocer (Bereshit/Génesis 4:26; 12:8, 13:4, 21:33; Shemot/Éxodo 9:16; Tehilim/Salmos 18:3, 49, 92:1-2, 99:6, 105:1, 113:1-3, 116:4; Yoel/Joel 2:32)

Entonces, tenemos un problema y una solución:

Problema: "Dice pues Adonay: Porque este pueblo se me acerca con su boca, y con sus labios me honra, mas su corazón alejó de mí, y su temor para conmigo fué enseñado por mandamiento de hombres" (Yeshayahu/Isaías 29:13)

Solución: "En pos de YIHWEH vuestro Elohim andaréis, y a Él temeréis, y guardaréis sus mandamientos, y escucharéis su voz, y a Él serviréis, y a Él os allegaréis." (Devarim/Deuteronomio 13:4)


Los sacerdotes deben mantener su cabello corto

Decir que la Escritura ordena dejarse crecer las patillas contradice claramente al profeta Yejezkel/Ezequiel, el cual por inspiración divina escribió que los sacerdotes tienen que mantener su cabello corto.

"No se raparán sus cabezas, ni se dejarán crecer el cabello; solamente lo trasquilarán." (Yejezkel/Ezequiel 44:20)


En conclusión, los que YIHWEH prohíbe en Vayikrá/Levítico 19:27-28 son cuatro actos que los pueblos paganos realizaban cuando estaban de luto, estos son: cortarse el cabello en redondo, dañarse la barba, autoinferirse incisiones y/o marcas en el cuerpo, pero en ningún caso se prohíbe el afeitado o el recorte del cabello por motivos de aseo e higiene.


Por Erick Gutiérrez